A finales de los setenta entra en contacto con los dos más grandes Luthieres de Córdoba como fueron Manuel Reyes y Miguel Rodríguez, quienes tuvieron una gran influencia en su formación.

Pero quienes le transmitieron los conocimientos fueron la saga de los Rodriguez. Aún se conservan sus plantillas ya que al fallecer el último Luthier no dejó descendencia en cuanto a guitarras se refiere.

Fabricando sus propias guitarras, poseyendo el título de artesano y además incorporando nuevos productos artesanos con la calidad y esmero que su fundador dejo impreso en sus enseñanzas.

Seguir Navegando por la Web